es por tu bien musica de esta pelicula completa

Uy, uy, uy… ¿por dónde iniciar…? Abrimos la prensa… y si somos novedad… la cosa pinta fea. En el momento en que no son abusos sexuales, hablamos de avaricia, acompañamiento a conjuntos terroristas, maniobras políticas, falsas doctrinas predicadas por quienes habían de ser leales al Evangelio… Uff… Somos buenos realizando el mal. Se nos ofrece bien la soberbia, la codicia, la lujuria, la furia, la garganta, la envidia y la pereza… Nuestro expediente de pecado es extenso y está a la visión de todos, sin que tengamos la posibilidad disimularlo. Uy… la Iglesia, uy.

Todos nuestros inconvenientes comenzaron el día en que Jesús salió a buscar a sus primeros acólitos. Si hubiese efectuado un desarrollo de selección de personal con criterios prudentes… todo habría sido distinto, con mejor aspecto, por lo menos. Pero no… Sin prudencia alguna, Jesús se lanzó a los caminos, presto a llamar a 12 personas a las que enseñaría su doctrina a fin de que, esas personas, diesen continuidad a sus enseñanzas ahora su ministerio, por todo el planeta… Este conjunto inicial de acólitos tenía mucha relevancia! Y la cuestión es que Jesús tuvo la posibilidad de afinar mejor la puntería, en el momento en que entre los primeros convidados le respondió: “sepárate de mí, pues soy un pecador.” La observación se encontraba muy clara. Este género no era de confiar y lo manifestó precisamente, sin disimulo. Si uno se autodefine en una primera entrevista de trabajo como “pecador”… semeja aconsejable corregir el tiro y mencionarle: “bueno, relajado, no pasa nada… buscaré otro… disculpa, me he equivocado contigo , pues creía que tú podías ser de los buenos. Hasta después.” Jesús tuvo esa opción con Pedro… pero no la aprovechó. Por contra, le confirmó a la convidación: “No poseas temor.”

¡Uy, mi madre!

2019 – Decir: Frank Ariza, Rafa Montesinos

Maria (Estefania de los Beatos) es una mujer algo descuidada que vive bastante alejada de su madre. En el momento en que muere, la personaje principal debe proceder a leer el testamento y, asombrada, revela que su progenitora le dejó una herencia fundamental, pero con una secuencia de requisitos.

El Mesías – Handel

La parte musical de Georg Friedrich Händel, El Mesías, compuesta en 1741 hablamos de un oratorio de charla inglesa, que se enfoca en la Biblia del rey Jacobo y La Biblia Coverdale. Esta obra fue la sexta que compuso en el oratorio inglés, en tanto que venía de una trayectoria marcada por la ópera italiana.

“El Mesías” se estrenó por vez primera en Dublín, un año tras ser compuesta, y fue haciendose de reconocimiento año tras años hasta transformarse en entre las mayores herencias de la música tradicional en nuestros tiempos.

Deja un comentario