es verdad que la musica de lavender town

Recientemente, en Menéame llegó a portada este articulo en el que se charla de la canción de Poble Lavanda en Pokémon Colorado y Blau y los asoladores efectos que tuvo sobre la juventud de Japón. Según el artículo original, 104 suicidios de jóvenes entre 7 y 12 años se asentaron en El país nipón a lo largo del verano de 1996, año de lanzamiento de los primeros juegos; todos eran players de Pokémon y varios tenían en común haber guardado la partida por última vez en Pueblo Lavanda.

La causa de los suicidios era la canción que suena en Pueblo Lavanda, una armonía verdaderamente obscura y triste que incluye unos «picos de intensidad tonal que solo los preadolescentes tienen la posibilidad de oír», y cuya escucha causa problemas, insomnio, sangrado de nariz y depresión. Fue la escucha prolongada de esta canción la que llevó a estos chavales al suicidio. En ediciones siguientes, Nintendo alteró la canción para remover las armonías bitonales y, mucho más adelante, cambió completamente la música del Pueblo Lavanda, en siguientes generaciones de Pokémon. La canción en cuestión es esta:

Las buenas novedades son que, si no la conocía, ahora sabéis una historia de historia legendaria urbana muy molona para argumentar a sus colegas. ¡Felicitaciones! Las malas, lamentablemente, tienen relación con la asombroso falsedad de todo cuanto se enseña. Si bien es simple sugestionarse oyendo la canción y pensando en la oportunidad de que la historia sea alguna (ayer me dio problemas y picores en la nariz, algo bien jodido), la verdad es que absolutamente nadie se ha suicidado por culpa de esta canción. Lo que no es tan improbable, no obstante, es que se suicidaran 104 chavales de entre 7 y 12 años, como enseña la historia de historia legendaria urbana.

El suicidio en El país nipón es horriblemente común, un tema que tiene preocupadas a las autoridades desde hace unos años. Tampoco es extraño entre los mucho más jóvenes: así como leemos aquí, «de un total de 32.863 suicidios en 1998, 720 eran pequeños, cifra que aumentó a 1.200 pequeños por año siguiente» En 1996, el número de suicidios registrados en El país nipón fue de 23.104, conque es simple efectuar las cuentas. Dudo bastante que el Pueblo Lavanda y su música lúgubre tengan nada que ver en la ecuación.

Lo que se vino a comprender como Lavender Town Music Conspiracy Creepypasta es uno de los múltiples contenidos escritos que bullen por la red, los llamados, exactamente, creepypasta, y que muestran hechos aproximadamente rutinarios, habitualmente relacionados con juegos para videoconsolas, con un giro terrorífico y paranormal; las historias se dan a saber como hechos sucedidos verdaderamente, lo que las anota de manera directa en el lote de la historia de historia legendaria urbana. El término en sí, creepypasta, es un derivado de copypasta que une las expresiones creepy, espeluznante o ‘que da yuyu’, con pasta, una variación del verbo to paste muy utilizada en 4chan. Se los conoce como de esta forma, eminentemente, por su inclinación a ir mostrándose copiados y pegados en multitud de foros de discusión y weblogs por distintos clientes, si bien asimismo en exactamente el mismo en que se vio inicialmente, tras ser publicados por vez primera.

La música del Pueblo Lavanda no es el único elemento de Pokémon que dió rincón a un creepypasta: asimismo es bien conocido el de la Black Edition de Pokémon. Aquí podéis leer la historia en castellano, pero esencialmente es una edición hackeada de Pokémon donde al comienzo recibías GHOST, un pokémon con la capacidad de matar directa y finalmente a los oponentes. La cosa se marcha poniendo turbia conforme avanza la historia, como puede imaginar.

Otro creepypasta bien conocido es el de Majora’s Mask: la narración de un cartucho maldito que puede leer completa aquí (y en una versión considerablemente más extendida, pero en inglés aquí). Sugerido ver todos y cada uno de los vídeos; esta específicamente me agradó bastante en el momento en que la leí por vez primera.

Estos creepypasta con frecuencia nacen en 4chan y foros de discusión afines, y ciertos cobran una popularidad tan asombroso que llegan, como el de la música del Pueblo Lavanda, a confundirse con la verdad hasta puntos peligrosos. A nosotros nos chiflan estas historias: de alguna manera pienso que están completamente relacionados con esos cuentos borgeanos como El Zahir, donde se teje una fantasía desde un elemento deliberadamente diario. Habitualmente son muy imaginativos y entretenidos, y encima están muy currados, uno de esos ejemplos de de qué forma en la red la multitud semeja estar preparada para realizar bastante trabajo sin recibir nada a cambio.

En cualquier caso, y volviendo al tema, esta historia de los suicidios ocasionados por el tema de Poble Lavanda me llamó la atención por otra historia que circuló hace un tiempo por la red y que asimismo tenía rincón en Poble Lavanda. La cosa va de esta forma: en el momento en que llegas a Poble Lavanda en Pokémon Colorado y Blau te hallas a tu contrincante, que, antes de desafiarte, te pregunta si sabes cómo uno de tus pokémon muera. Por si acaso esta pregunta a bocajarro no fuese ahora bastante jodida, en el momento en que peleamos contra él observamos que no posee a Raticate en su aparato; la última vez que había luchado, en el S.S. Anne, sí que lo tenía. La carencia de Centro Pokémon en el barco logró que Raticate no pudiese volver como estaba apropiadamente y al final muriera; la causa por la cual tu contrincante está en Poble Lavanda es para llevar a su compañero caído en la Torre Pokémon, el gran cementerio que en juegos siguientes se transformaría en la Torre Radio de Kanto. La historia completa de tu contrincante se puede leer aquí, y asimismo es bien interesante por sutil y bien hilada, pese a estar muy cogida por los pelos desde cierto punto.

Así, ni la música del Pueblo Lavanda puede llevaros al suicidio (¡escúchela sin temor, hombre!) ni todos esos pequeños del 96 se sacaron la vida por culpa de Pokémon, pero todos queremos oír ocasionalmente tanto una aceptable historia de historia legendaria urbana. Estos creepypasta donde se juntan los juegos para videoconsolas con lo paranormal son un diversión realmente bueno, pero solamente: por más que a ciertos les encantaría, Pokémon no está planificado para matar a absolutamente nadie.

Creepypasta

Lo que varios semejan olvidar que aquella temporada de oro de la socialización en Internet (que podríamos detectar desde 2008) fue una temporada confusa y enternecedora: los mems comenzaban a brotó con los Rage Guys, las comunidades eran jóvenes, Youtube era un fenómeno habitual, pero no con la intensidad del día de el día de hoy… y todas y cada una de las páginas de Internet estaban sobresaturadas de Creepypastas.

Si bien el término no es irreconocible en la actualidad, varios semejan haber olvidado que la esencia del Creepypasta es ser una historia falsa. Derivada de copy/paste, la palabra se refiere a tomar una anécdota real y torcerla un tanto para hacer un relato terrorífico, pero con algunos datos auténticos que la hiciesen mucho más creíble.

Su nombre es “Gloomy Sunday”.

Siendo la canción maldita más especial, según la historia de historia legendaria, la han escuchado bastante gente inmediatamente antes de suicidarse… Esta fue redactada por el pianista y compositor húngaro Rezső Seress el 1933, en la versión que llegó a publicarse ese año, la letra original de Rezső Seress fue sustituida por la letra del poeta László Jávor.

Deja un comentario